domingo, 17 de julio de 2011

Cuando el lobo se viste de oveja ...

La fotografía anterior, aunque muy bonita, refleja una dura realidad:  los bosques de estribación de coordillera en la zona de Molleturo están siendo exterminados a una gran velocidad.  Esta imagen corresponde a un incendio forestal provocado para "limpiar el terreno", eliminando los bosques, su biodiversidad y poniendo en peligro sus sistemas ecológicos.  Esta es una práctica muy común entre los habitantes de dicha zona, usada para -una vez quemado el bosque- sembrar pastos para el ganado.  El resultado es que poco a poco, se va extinguiendo la biodiversidad de éstas zonas y su capacidad para retener el agua, proteger los suelos y prestar servicios ambientales.
En 1996, junto con un grupo de biólogos de la Universidad del Azuay, recorrimos la zona de Molleturo en busca de bosques lluviosos para realizar nuestras investigaciones.  En aquella ocasión nos acompañaron el Dr. Christopher Carlton de la Universidad de Arkansas en Fayetteville y su colega el Dr. Rodrigo Adarve.  Para nuestro asombro, encontramos algunas especies realmente raras en su estado natural.  Entre ellas, la rana que se encuentra en la fotografía anterior (© PUCE Luis A. Coloma), que resultó ser nada menos que una especie desconocida por la ciencia; era una especie nueva, que posteriormente sería descrita por el Dr. Luis Coloma (ver este enlace).  Hoy en día dicha especie se encuentra extinta, debido a la extensa deforestación que sufre la zona.  Hace unos pocos años, junto a un equipo de filmación de Green Umbrella que realizaba un trabajo para The National Geographic Society, fuimos a ver nuevamente esos bosques para filmar algunas especies que encontré anteriormente.  Para mi asombro, no solamente había desaparecido el bosque donde encontramos esas especies, sino todos los bosques de la zona.  Ahora la única especie dominante en la zona eran las vacas.
Los habitantes de la zona de Molleturo y toda la zona que va desde Miguir hasta Tamarindo, han acabado con la biodiversidad de estas, alguna vez ricas, estribaciones de cordillera.  No es difícil el darse cuenta.  Si usted viaja por la vía Cuenca - Molleturo - Naranjal, usted podrá ver como han sido talados casi todos los bosques de lado y lado de la carretera.  La destrucción es evidente.  Y si vamos a las partes altas de los páramos, la situación es peor todavía.  Amplias zonas del páramo han sido incendiadas por sus habitantes para producir el rebrote para que se alimente el ganado.
Una vez que el páramo es salvajemente quemado, se remplaza el rico pajonal y toda su biodiversidad nativa, por pasto para el ganado.  Se elimina la vegetación que sostiene los procesos ecológicos que dan al suelo del páramo esa calidad que le caracteriza.  Se elimina la mesofauna del suelo, el pajonal, las plantas que forman la almohadilla que mantiene el agua y se elimina toda forma de vida nativa.  ¿Para qué?  Para llevar allá a pastar el ganado.
En la foto vemos como las pisadas del ganado, poco a poco, han erosionado el suelo en las pendientes de la montaña.  Poco a poco se erosiona y el suelo se pierde.  En estudios que he realizado sobre la biodiversidad comparada entre esos suelos y los del páramo, existe una pérdida de más del 70% de la biodiversidad de dichos suelos.  ¿Y que sucede con los nidos de aves, de reptiles, los anfibios, mamíferos y otros habitantes del pajona?  De igual manera, mueren.  En su lugar, queda el pasto para el ganado, como podemos apreciar en la siguiente fotografía.
En una visita reciente, vimos a uno de los habitantes de ésta zona arreando en el páramo el ganado con su caballo y su perro.  El perro llevaba en su hocico un conejo muerto.  El jinete llevaba un rifle.  Bajando por la zona donde se encontraba arreando el ganado éste sujeto, encontré la razón de su premura:  huellas de venado.
Es decir, no solamente que con el ganado estaba afectando severamente el páramo, sino que a demás estaba tras las huellas de un venado andino y su perro había matado ya un conejo.
Poco a poco, la biodiversidad del páramo y de las estribaciones de coordillera en Molleturo y otras zonas de páramo y bosques andinos, van desapareciendo.  Los procesos legales contra éstas personas han sido iniciados ya en el Ministerio del Ambiente.  Pero, para mi asombro, los mismos habitantes de Molleturo que tanto daño han ocasionado a la biodiversidad de la zona, destruyendo sus bosques y páramos, ahora se han vestido de ecologistas y protestan por la posible existencia de actividades mineras en la zona de Río Blanco.  ¿Cual es su motivación?  Me parece, por como han llevado las protestas, que todas tienen un manejo más político que nada.  Perdón, politiquero.
Pero ... me pregunto si ... ¿querrán esas áreas para continuar lucrando con la destrucción del páramo para convertirlas en hatos ganaderos?  ¿que se esconde tras esa actitud ambivalente? ¿que partido político maneja a esas personas? ¿porqué el lobo súbitamente se viste de oveja (aunque sobresalen sus colmillos)?
Si esos grupos fueran realmente ecologistas, entonces deberían preocuparse por la destrucción a lo largo de kilómetros y kilómetros de bosques y páramo que fueron destruidos entre Miguir y Tamarindo, donde realmente se captura y mantiene el ciclo del agua, por medio de los bosques muy húmedos alto montanos y bajo montanos.  ¿Porqué no proponen eliminar el ganado de la zona y recuperar los bosques y páramos que han dañado tan severamente y que en cada sequí queman sin piedad?  Los páramos, en grandes extensiones, están siendo afectados por la ganadería que éstos individuos llevan adelante, a demás de un avance indiscriminado de colonización de las zonas altas.

Entonces, ¿Porqué no protestan contra eso y si contra una actividad que todavía no inicia y que ocuparía solamente una ínfima porción del páramo, en comparación con lo que ellos ya han dañado?  Me encantaría que ellos propongan eliminar las prácticas de deforestación en la zona, eliminar el ganado del páramo y las estribaciones de cordillera, y recuperar los ricos bosques andinos que ellos destruyeron.  El daño que hicieron a la biodiversidad de la zona es muy grande, pero aún podemos iniciar un proceso agresivo de forestación y tratar de recuperar esos suelos.  Si no proponen eso, entonces quedan claras sus intenciones.  El lobo se vistió de oveja y se aprovecha de los ingénuos.

miércoles, 6 de julio de 2011

Coordinadora Campesina Popular : Usando la mentira para promover la politiquería


Luego de haber trabajado durante más de 20 años en la conservación del ambiente en Ecuador, hace un año aproximadamente, se me propuso el reto de trabajar al otro lado de las ONGs : en el Ministerio del Ambiente de Ecuador. La primera vez, me negué a aceptar esa responsabilidad por algunas discrepancias con el gobierno de Ecuador, pero cuando se me dijo: "respetaremos tu criterio técnico...", entonces decidí aceptar. Antes de aceptar, gracias a mi gestión personal, pude salvar no menos de 150.000 hectáreas de bosques naturales en Ecuador. Como investigador, pude descubrir algunas especies nuevas para la ciencia y gracias a las nuevas tecnologías, llevé el mundo de los bosques lluviosos tropicales al público Inglés y del Mundo Entero.

Wild boy

Sin embargo, algo que descubrí, es que existen grupos de personas con "ocultos intereses", que se valen de la mentira y del desconocimiento de la situación por parte de las comunidades campesinas, para lograr sus fines politicos. Ese es el caso de la "Coordinadora Campesina Popular" y su periódico electrónico "La Minga". Luego de trabajar un año en el Ministerio del Ambiente de Ecuador, me decepciona descubrir que, grupos con una marcada ignorancia sobre temas ambientales, usen el tema ambiental como plataforma para hacer politiquería.

An endangered hummingbird under attack

En su sitio web http://ecuador.indymedia.org/es/2011/06/36090.shtml, así como en Enlacehttp://www.mingaccp.tk, este grupo se dedica a difamar al Ministerio del Ambiente y los Directores, llamándonos "pelagatos" y proponiendo que estamos vendidos a las mineras. Dado que el papel soporta todo, he decidido enfrentar a su representate en el campo legal por difamación. ¿Cómo puede un grupo que se dice estar en contra de un gobierno mentiroso, según ellos, usar la mentira y el engaño para fines netamente politiqueros? Es indignante ver como usan el tema ambiental como plataforma para sus sucios fines. Yo creí que el Ecuador estaba listo para debatir con la verdad, con ideas y propuestas; pero leer ésos artículos me hace ver que todavía queda escoria que contamina un desarrollo inteligente y sustentable en armonía con la naturaleza.

Tigrillo

Es gente que en lugar de la razón usa el palo y las piedras. Gente que usa el engaño para timar al ingenuo. Gente que no puede razonar sino que ciegamente, como caballos desbocados, corren sin prestar atención a las soluciones. Cegados por sus intereses netamente políticos, atropellan el buen nombre de las personas. Que pena tener que tratar con gente de tan poca inteligencia y tan bajas intenciones. He aquí mi respuesta a sus calumnias:

Les pido por este medio:

1. Se abstengan de usar insultos contra personas a quienes ni siquiera conocen. Como Director Regional del Ambiente y ecólogo que ha dedicado más de 20 años a la protección del ambiente desde las ONGs, me niego a que un grupo de maleducados ignorantes me traten de pelagato. Yo no le conozco y por ello me abstengo de usar otras palabras. Primero entérese bien de quién soy antes de escribir estupideces.

2. Ustedes afirman que el Ministerio del Ambiente se debe a las mineras. Eso es completamente falso y pido que, en honor a la justicia y a la verdad, ustedes presenten documentadamente su afirmación o corrijan el texto de éste artículo. De lo contrario, ustedes no serán sino parte del pasado nefasto que ha tenido el Ecuador, donde grupos politiqueros, al no poder llegar al poder, se valen de la mentira para desfigurar a los gobiernos de turno.

3. Para comprobar su ignorancia en el caso: no está lista ninguna licencia, ni en julio ni en una fecha cualquiera. recién se han presentado los primeros borradores del EIA del proyecto Rio Blanco. Dado que desconocen datos tan simples como ese, estoy seguro de que del resto no conocen sino las fábulas y mentiras sobre las que basan sus afirmaciones. Eso pone al descubierto sus reales intenciones.

4. El Ministerio del Ambiente no esta a favor ni en contra de las mineras, su labor se basa en el estudio técnico, imparcial y objetivo de los proyectos presentados. Artículos como este son la verguenza de un pueblo que es de por si culto y capaz de debatir sobre las bases reales y la verdad, para decidir su desarrollo. Con grupos de ciudadanos bien informados y con una formación ética y técnica, el Ministerio del Ambiente se encuentra estudiando la factibilidad o no factibilidad de los proyectos mineros.

Si existen evidencias de que causarán un daño ambiental, el Ministerio del Ambiente impedirá que se de la explotación minera en las áreas exploradas. Pero si no existen dichas evidencias técnicas y sociales, este país necesita recursos para llevar adelante sus proyectos de salud, educación y vivienda. Eso requiere recursos económicos que el país debe obtener de algún lado, y la minería es una de las alternativas.

Me gustaría que fueran más propositivos ... ¿Cual es su plan de desarrollo? ¿Cómo van a costear el desarrollo, salud, educación, vivienda y las obras que todos anhelamos? ¿Si tienen la respuesta porque no lo dicen? ¿O creen que es mejor imponer más impuestos? Si tienen la solución, pongan el hombro por el desarrollo del Ecuador. De lo contrario, permitan que quienes SI trabajan por un mejor Ecuador lo hagan.

5. Les pido que frontalmente se responsabilicen de éste artículo para que, dando la cara como lo hace una persona que no teme a la verdad, enfrenten legalmente a éste Ministerio del Ambiente, al cual ustedes acusan. Si no se presentan con sus nombres y datos, ustedes son solamente un grupo de cobardes que se escudan tras el anonimato del internet para engañar a la gente.

Quienes somos Directores, no somos "pelagatos" como usted dice. Somos personas con una fuerte convicción de que existe la posibilidad de un desarrollo que respete el Medio Ambiente. No vamos a permitir que un don nadie sin rostro que se esconde cobardemente publique semejantes infamias infundadas.

Frontalmente,

Gustavo Morejón